FESTA DA FAGUÍA DO CARNÉS

58
0
Es en la parroquia de Carnés, en Vimianzo donde se celebra cada 9 de julio, víspera de San Cristóbal, esta fiesta con cuatro siglos de historia en honor de su. Su origen fue un banquete de miembros de la Confraría de San Cristovo, creada en 1608, que, con el tiempo, se transformó en una comida para los pobres y desde el año 1981, que se retomó de forma ininterrumpida, en una fiesta gastronómica dedicada a los callos.
Como es corriente en las villas de la zona de la Costa da Morte, todo en esta fiesta está envuelto en fervor religioso y lleno de antiguos rituales y arraigadas costumbres que gustan narrar las gentes del lugar, como son el ritual de virar a tella para que no llueva el día de la fiesta o la subasta de las ofrendas de los feligreses al santo, que tiene lugar el día de San Cristóbal en el atrio de la iglesia.
Al visitante le llamará la atención la propia historia del recinto de piedra, donde alrededor de 3.000 personas degustan los sabrosos callos que prepara la comisión de la fiesta desde la madrugada, con la imagen de San Cristóbal sobre un estrado presidiendo la comida, y la gente acercándose a ella para rezarle o pedirle favores. El recinto se llama “A Cerca”, y se construyó en el siglo XIX para dedicarlo exclusivamente a la comida tradicional. Esta es la razón por la que A Cerca, que se sitúa en un espacio considerado sagrado y vinculado al castro de la parroquia y al monte Croado, permanece cerrada durante el resto del año.
Música de gaiteiros y charangas acompañan la comida y, por la noche, la fiesta continúa con una verbena. Diversos festejos se suceden al día siguiente, día de San Cristóbal, y también el 11 de julio, día de San Benito, cuando, curiosamente, tiene lugar la procesión del patrón San Cristóbal.

 

Destacado:

Subasta de las ofrendas de los feligreses a San Cristóbal, en el atrio de la iglesia parroquial.
 

Arriba