ROMARIA DE SAN RAMÓN DE BEALO

65
0
Esta es una fiesta protagonizada por las parturientas, pero no es una fiesta de la fertilidad al uso. Una de sus singularidades es que a la romería boirense acuden mujeres a pedirle a San Ramón un hijo. Se trata de una romería que, aunque data del siglo XVIII, está vinculada a ritos paganos que se pierden en el tiempo alrededor de grabados serpentiformes, símbolo de fertilidad, que se pueden observar en dos lajas junto a la ermita de San Ramón. No solo es una de las fiestas más antiguas de Galicia, sino que es la romería campestre más antigua que se celebra ininterrumpidamente (desde 1756), y se cuentan por millares los asistentes. Mucha gente va de romero, acampa en O Campo dos Outeiriños la noche del día 30 y queda allí hasta bien entrada la noche del 31, después de disfrutar de un día completo de comida, sesión de vinos y orquestas.
Durante la mañana del día 31, hay misas en la ermita a cada hora. A ellas acuden las mujeres en busca de un parto feliz o de un embarazo y en la última, en la que se junta el mayor número de mujeres embarazadas, procedentes de todo el municipio y de los alrededores, llevan el santo en procesión. Existe, además, un postre “sanramón” que se regala a las amigas para desearles un buen parto.
En O Campo dos Outeiriños es tal la acumulación de vestigios históricos y arqueológicos que vale la pena una incursión en él para dejarse hechizar por un paisaje singular y único que nos acerca a antiguas tradiciones y a los espacios que inmortalizaron en sus obras escritores gallegos como Valle-Inclán, Castelao, Eduardo Dieste o Borobó.

Para no perderse:
Los numerosos petroglifos y peñas repartidos por O Campo dos Outeiriños, donde se celebra la romería.
Arriba