FESTA DO POLBO

84
0
Un producto rey de la cocina atlántica, procedente del mar, tiene su feudo en O Carballiño, a 80 kilómetros de la costa. El origen de esta contradicción está en que era el pago en especie que se hacía en la Edad Media a las órdenes monásticas de Oseira por la explotación de sus posesiones portuarias en las Rías Baixas. Las gentes de O Carballiño, en concreto las de las parroquias de San Xoán de Arcos y de Santa María de Arcos, propiedades también del monasterio de Oseira, eran las encargadas de su transporte, preparación y venta en el mercado.
La tradición de aquellas ferias y mercados se festeja desde 1962 con una de las más importantes fiestas gastronómicas de Galicia. Alrededor de 70.000 personas se acercan hasta la villa, toda ella impregnada del olor del pulpo que se cuece en los fogones de todos os establecimientos hosteleros y en el Parque Municipal. En este paraje a orillas del río Arenteiro, acondicionada con mesas y bancos, tiene lugar la fiesta, invadida del ambiente de romería tradicional, con numerosas actuaciones folclóricas y el protagonismo de las peñas.
Las pulpeiras de Arcos encarnan la secular tradición de la preparación del pulpo, y cocinan alrededor de 40.000 kilos de este cefalópodo, aunque en la fiesta también se degusta caldo, carne ao caldeiro, empanada, vino de O Ribeiro, pan de Cea, y la tradicional queimada y tampoco faltan las famosas cañas de crema de O Carballiño.

Para no perderse:
Degustación del pulpo en los puestos ambulantes del Parque Municipal
Arriba