FILANDÓN DE MÚSICAS DO COUREL

45
0
La riqueza musical de O Courel recobra vida, año tras año, el segundo domingo de agosto en un escenario único en el que se citan los tocadores del cuerno celta, los viejos romances, las cantigas de la siega y otras labores, los brindeiros de boda, gaiteiros y músicos que albergan antiquísimas tradiciones.
Al lado de la bicentenaria Ferrería de Seoane, hombres y mujeres de todas las edades, muchos de ellos espontáneos, cantan “a capella” o interpretan piezas de la más antigua tradición con gaitas, tamboriles, tambores, bombos, panderetas y algunos singulares instrumentos de percusión que aún se conservan en estas tierras.
Centenares de personas acuden a la explanada de la herrería y disfrutan de las actuaciones de músicos, poetas, brindeiros y regueifeiros de la comarca y de otras partes de Galicia. Una exposición de instrumentos tradicionales, discografía y bibliografía popular junto con la degustación de pan de trigo de Noceda y de los exquisitos freixós con miel de las colmenas de O Courel, entre otros productos de la tierra, ponen la guinda a esta fiesta que nació por iniciativa del musicólogo Xosé Lois Foxo para recuperar el ingente patrimonio musical de O Courel.
La singular manifestación de la memoria viva de O Courel comienza con la puesta en marcha del mazo centenario y de los fuelles de la herrería, una de las más importantes instalaciones industriales y arquitectónicas de este tipo que se conservan en el Occidente europeo, convertida en un auténtico museo etnográfico. Luego, tiene lugar la llamada al Filandón (el nombre procede de la antigua labor de hilar el lino que se realizaba en veladas festeiras) haciendo uso del cuerno celta, como antiguamente se reunía a los vecinos. 

Destacado:
Visita al interior de la bicentenaria Ferrería de Seoane.
 

Arriba