DANZAS ANCESTRAIS DE SAN SEBASTIÁN

3
0
Las Danzas Ancestrais de Cangas incluyen las danzas de San Cibrán de Aldán, San Roque do Hío y la danza y contradanza de Darbo. Estas tres resultan de especial originalidad entre las muchas que se cuentan en la comarca del Morrazo.
 
Coincidiendo con la festividad de San Sebastián, la parroquia de Aldán viaja en el tiempo y acoge una muestra del folclore más ancestral, una danza que se remota por lo menos a 1650. Diez galáns, cinco damas y una guía esperan en el atrio de la iglesia a la salida de la procesión del Santo. Cuando hace su aparición, le hacen la reverencia y van danzando a la cabeza de la comitiva, sin darle en ningún momento la espalda. Finalizado el recorrido, y antes de que el Santo entre de nuevo en la iglesia, repiten la danza en su honor.
El atractivo de esta danza reside tanto en su coreografía centenaria como en la indumentaria de los bailarines, totalmente inusual en el folclore gallego. Los varones van ataviados con un traje negro, sombrero de fieltro y zapatos negros, y las mujeres con vestidos blancos, mantón de Manila, mandil negro, y pañuelos de distintos colores sobre los hombros. Lo más vistoso de su vestimenta son los espectaculares sombreros, adornados con distintos tipos de flores, de los que penden cintas de colores, que son símbolo de fertilidad.

Destacado: La espera de los bailarines en el atrio de la iglesia es la ocasión para acercarse a ellos y contemplar la originalidad de los trajes y de los sombreros de las damas. 
Arriba