FESTA DA FILLOA DE MUIMENTA

4
0
“Vés das mans das avoas das nosas avoas, / moi ilustre señora, filloa, vella amiga, / fino corpo lixeiro, / leite e fariña triga, / para ti a nosa festa, para ti as nosas loas. / Se con mel ou con azucre, toda amor, te nos doas, é / xusto que adozada a nosa lingua diga / por mellor festexarte tamén unha cantiga / en Muimenta onde hoxe raíña te coroas”. (Vienes de las manos de las abuelas de nuestras abuelas , / muy ilustre señora, filloa, vieja amiga, / fino cuerpo ligero, / leche y harina triga, / para ti nuestra fiesta, para ti nuestras loas. / Si con miel o con azúcar, toda amor, te nos donas, es / justo que endulzada nuestra lengua diga / por mejor festejarte también una cantiga / en Muimenta donde hoy reina te coronas) Así comienza la “Oda á filloa”, que compuso la vecina de Cospeito Marica Campo para ensalzar una de las más afamadas muestras de la repostería tradicional galega, ese postre que en otros lugares se llama crêpe y que en Galicia recibe el nombre de filloa o freixó. En la parroquia de Muimenta, por iniciativa de los empresarios de la zona, se celebra desde 1992 una fiesta gastronómica en su honor., coincidiendo con el Día de los Trabajadores, el 1 de mayo, que constituye una jornada de convivencia entre vecinos y forasteros y una reafirmación del espíritu rural y de su futuro en la comarca. Filloeiras y filloeiros se afanan en la elaboración de miles de filloas (agua, harina, sal y huevo, aunque también se hacen sin huevo) que se degustan junto con el churrasco y los chorizos criollos, que son el complemento gastronómico típico de esta fiesta. Así, al recinto ferial, donde artesanos como zoqueiros, herreros o cesteros venden sus creaciones y hacen demostraciones en vivo de sus viejos oficios, el público se acerca para comer o solo para comprar las filloas y degustarlas en casa. La Festa da Filloa de Muimenta, que nació como iniciativa para recaudar fondos para la organización de la Mostra Exposición de Muimenta (Moexmu) –un certamen anual de carácter ganadero, en el que tiene lugar la Exposición de Raza Rubia Galega y el Concurso de Raza Frisona, además de exposición de maquinaria agrícola y una subasta de ganado selecto–, tiene hoy personalidad propia, y recibe anualmente alrededor de 25.000 personas. Gracias a ella, los habitantes de la zona devolvieron la filloa al lugar preponderante que le correspondió siempre en la gastronomía de la zona y recuperaron para sus casas las planchas típicas en su elaboración. Fue declarada de Interés Turístico Gallego en 2008.

Para no perderse:
La comida a base de churrasco, chorizo criollo y filloas de postre, en el recinto ferial.
Arriba