ROMARÍA ETNOGRÁFICA RAIGAME VILANOVA DOS INFANTES

2
0
Las plazas y calles de Vilanova dos Infantes se llenan cada 17 de mayo de puestos donde alrededor de 80 artesanos ofrecen al visitante sus productos y muestran su oficio. El hermoso núcleo medieval de esta villa vive en el Día das Letras Galegas un amplio abanico de actividades en la que se exaltan las tradiciones, como música y baile, oficios tradicionales, títeres y saltimbanquis, juegos populares y exposiciones etnológicas.
Desde primera hora de la mañana, la mezcla de olores invade esta localidad ourensana, ejemplo de conservación de su patrimonio histórico. La diversidad gastronómica es latente: pulpeiras, carne “ao caldeiro”, empanadas, pan, dulces, helados, filloas, rosquillas y otras golosinas.
Las antiguas cuadras de Vilanova, hoy garajes o bajos de las casas, acogen talleres en los que los artesanos trabajan su oficio. Los visitantes, que se trasladan a una romería típica gallega de comienzos del siglo XX, pueden comprobar in situ como se elabora una hoz, como se teje un paño, como se labra una piedra, como se hace una chanca, etc.
Las actuaciones musicales son una parte fundamental de esta romería. La Praza Maior, la plaza de O Balcón y la Praza Tralacerca son los escenarios por los que, a lo largo de todo el día, pasan alrededor de 30 agrupaciones de baile tradicional. Además, distintas formaciones de música hacen pequeñas actuaciones en los rincones de la villa y grupos de pandereteras alegran la jornada festiva con sus toques y cantos.
Desde el Obradoiro de Xogos Populares del CCP Xaquín Lorenzo Fernández se organizan distintas actividades para que los más jóvenes aprendan los juegos de sus abuelos y los mayores recuerden aquellos modos de divertirse cuando eran mozos. Carreras de zancos, aros, sacos o juegos cantados son parte fundamental de esta cita en Vilanova dos Infantes, en la que tampoco faltan una serie de muestras encaminadas a acercarnos a oficios, trabajos y actividades que hoy están en vías de desaparición.
Curros Enríquez, gran conocedor y apasionado de Vilanova, recordó en su obra “A Virxe do Cristal” algunos de estos oficios: “Vilanova dos Infantes / é vila de grande sona / n´hai zapateiros no mundo / que batan millo-la sola…”.(Vilanova dos Infantes / es villa de gran fama / no hay zapatero en el mundo / que batan mejor la suela...)

Destacado: La ambientación de la calles con los artesanos, gaiteiros y bailarines.
Arriba