ROMARÍA DA SAÍNZA

2
0
En A Limia, que se decía atravesada por el mítico río del Olvido -interior de la Provincia de Ourense-, habita la tradición y cierta esencia de la Galicia rural agraria. Parajes montañosos, vigilados por torres que se disputaban monasterios y los condes de Monterrei y Moctezuma. Donde también se cuenta que nació la bella, malograda y enamorada esposa de Pedro el Cruel, Inés de Castro, reina después de muerta. Espacios en los que, en la mañana de cada 24 de septiembre y en honor de la Virgen de la Merced, abuelos, padres e hijos, a la sombra de una vieja carballeira y el simulacro de un castillo, rememoran una historia que no debe repetirse: las medievales luchas entre cristianos e invasores "mouros", los que reclaman el diezmo de las "Cien Doncellas". Tal batalla campal, entre sermones y cánticos, no puede rematar más que en fiesta de liberación de cautivos y confraternal baile, mesa bien servida, brindis, cohetes y música.
Arriba