SEMANA SANTA DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

4
0
Para la Unesco, Santiago de Compostela es “una ciudad ideal que desborda a la vez historia e intemporalidad”. Fue declarada en 1985 Patrimonio Cultural de la Humanidad al considerar que su belleza urbana e integridad monumental se añadían a los profundos ecos de su significación espiritual como santuario y destino de la mayor peregrinación de la Cristiandad entre los siglos XI y XVIII: el Camino de Santiago.
La historia compostelana y sus escenarios otorgan a la conmemoración de la Pasión de Cristo un esplendor único y una solemnidad incuestionable. El excepcional paisaje granítico, lleno de torres, balcones, volutas y gárgolas, imprime espectacularidad y dramatismo al paso de las procesiones en la oscuridad, en especial a las más tardías, alrededor de la medianoche, y a las de carácter penitencial, que avanzan cortando la niebla y marcando el paso sobre la piedra húmeda.
Trece cofradías compostelanas, algunas de muy antiguo origen, recorren la ciudad histórica en 17 procesiones, de Domingo de Ramos a Dominica in Albis, acompañadas por el sonido hiriente de las cornetas y el ritmo grave de los tambores, cuyo eco repiten las calles de piedra bajo la luz ámbar de las farolas.
La Semana Santa de Santiago de Compostela comprende más de una semana de procesiones, actos litúrgicos y conciertos de música sacra y antigua, así como la oportunidad de penetrar en la intimidad de las iglesias y conventos y disfrutar de la tradicional gastronomía de Cuaresma.

Destacado:
La visita a las iglesias monumentales, abiertas con ocasión de la Semana Santa en horarios no habituales y para la celebración de conciertos de música sacra y espiritual.

Arriba