El paraíso podría estar aquí. En el suroeste de Galicia, desde el Monte Louro en Muros hasta la desembocadura del Miño, las Rías Baixas despliegan sus encantos en azul y verde, los colores de un mar que se adentra en la tierra. Playas, islas, viñedos, senderos, pazos, iglesias, mariscos, camelias, balnearios... Noia, Cambados, Vilagarcía de Arousa, Sanxenxo, Pontevedra, Marín, Cangas, Vigo, Mondariz, Baiona, Tui, A Guarda… Paisajes con historia, pequeños pueblos marineros y ciudades para disfrutar en cualquier época del año.

Las Rías Baixas son sinónimo de la mejor gastronomía de Galicia. Pescados y mariscos con el sabor de lo auténtico, que cómo no, se disfrutan más cuando se acompañan con el vino propio de estas tierras, un vino de la D.O. Rías Baixas. Para muchos, uno de los mejores blancos del mundo. Y en el Baixo Miño, fértil y alegre, lo mejor de la huerta.

Arriba