La escenificación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo que tiene lugar en la pequeña parroquia de Santa María de Paradela (Meis, Pontevedra) sorprende gratamente por el esmero de la puesta en escena, el cuidado del vestuario y de los escenarios donde discurren los actos.

La calidad de la interpretación de los actores logra transmitir al público el sentimiento profundo de la fe cristiana. Por iniciativa de la Cofradía de Semana Santa y Pascua, nacida en 1993, todos los hitos que marcan las horas previas a la muerte de Jesucristo y su posterior resurrección son cuidadosamente representados. El público participa activamente, lo que contribuye a darles aún mayor realismo a las escenas. Así, la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén a lomos de un burro el Domingo de Ramos, la bendición de ramos y la procesión desde el Campo de Outeiro hasta la iglesia parroquial es la primera de una serie de escenificaciones que, alternadas con los actos litúrgicos propios de estas fechas, se suceden el Jueves Santo, el Viernes Santo, el Sábado Santo y el Domingo de Resurrección.

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

El jueves por la noche, tras la liturgia, tiene lugar la escenificación de la Última Cena, el lavatorio de pies, el prendimiento de Jesús y su juicio ante Caifás. En la mañana del viernes, vecinos y visitantes se concentran delante del atrio de la iglesia parroquial para asistir a la escenificación del juicio de Jesús ante Poncio Pilatos y Herodes y a la flagelación, y participar a continuación en un realista y emotivo Vía Crucis hasta el Monte da Croa, donde se escenifica la crucifixión.

Arriba