Camelias medievales...

Por los senderos del tiempo.

Las camelias del pazo de Rubiáns habitan un jardín imbuido de sombras medievales.

Un jardín que transcurre despacio por los senderos del tiempo: -“aquí un eucalipto del siglo XVIII, allá un par de magnolios que crecieron al tiempo que la casa” parece indicarnos lo que queremos como si de señales de tráfico se tratara. ¿Estarían ya los magnolios en 1380? A lo mejor estaban naciendo, y en Rubiáns se asistiría a la infancia y adolescencia de un magnolio; pocos lugares gozan de semejante privilegio.

Las camelias a su vez se “dispersan por los siglos”, alegres y livianas pero no menos centenarias. Le quitan severidad al jardín y contrastan con el recio porte de la casa, pálidas como un halo de neblina.

Las hay amarillas, blancas, fucsias y desde luego rojas. Como la famosa variedad «Eugenia de Montijo», denominada así para honrar a aquella emperatriz de pelo rojo que nació en pleno terremoto y, por si fuera poco, en una ciudad -Granada- cuyo nombre evoca también el color rojo. Un color que encaja con la idiosincrasia de la casa; la sobriedad de un pazo de origen medieval que alegran las camelias cada invierno.

Información visitas:
+34 986 510 534 / +34 619 261 847

Enlaces relacionados...

DOCUMENTOS RELACIONADOS...

Arriba