Las rías de A Coruña, Betanzos, Ares y Ferrol están situadas en el noroeste de Galicia. En su conjunto el sector se conoce como Golfo Ártabro, nombre proveniente de los habitantes que, antes de la llegada de los romanos, habitaban el sector -el pueblo ártabro- y del puerto que dominaba este amplio conjunto de rías, el Artabrorum Portus.

Las rías del Golfo Ártabro dibujan, en cierta medida, una hoja marina que se incrusta en tierra: la de Ferrol se estira ligeramente hacia el nordeste, igual que la de Ares, mientras que las de Betanzos y A Coruña lo hacen hacia el sur.

En su conjunto constituyen una unidad socioeconómica que se asienta en las ciudades de Coruña y Ferrol, apoyada por villas de gran tradición como Sada, Betanzos, Pontedeume, Ares, Mugardos, Fene, Neda o Narón.

La riqueza de paisajes que surgen tanto de la presencia del mar como de la gran cantidad de ríos que desembocan en él, después de atravesar profundas gargantas, como de una dilatada historia, las convierten en lugares privilegiados para el visitante.

La costa, por lo general baja y rocosa, se halla salpicada de numerosas playas muy bien dotadas. Las numerosas villas y aldeas que jalonan sus riberas ofrecen al visitante la posibilidad de disfrutar tanto del baño como de las visitas a numerosos centros históricos y monumentos de interés así como de degustar una variada gama de platos típicos en los que los pescados y mariscos tienen un papel primordial junto con la repostería.

Los castillos de San Antón y Santa Cruz, en la ría de A Coruña; San Felipe y A Palma, en la de Ferrol; las iglesias románicas de Cambre, Bergondo o Breamo; los pazos de Meirás o Meirama; los monasterios de Caaveiro o Monfero, o los conjuntos monumentales de Betanzos o Pontedeume son buenos ejemplos de la riqueza artística de las rías de este sector.

 

Xunta de Galicia

© 2016 Turismo de Galicia | Todos los derechos reservados
Política de privacidad | Contacto | Accesibilidad

Galicia
Arriba