Aquí está la mejor playa del mundo. Y no lo decimos nosotros, lo dice el periódico The Guardian. Es la playa de Rodas en las islas Cíes. Aguas cristalinas y tranquilas, arena fina y dorada, una sugerente forma de media luna y, protegiendo la playa, un bosque de pinos que invitan a la siesta.

Si en el pasado las Cíes fueron refugio de piratas, ahora están deshabitadas y abiertas al público sólo en verano. Así se conservan como un paraíso natural, sin prisas, sin tráfico. Sólo el rumor de las olas y el viento. Pero si echas de menos el ruido, sube al Faro. Las vistas son impresionantes y podrás disfrutar de un espectáculo único: el griterío de miles de gaviotas (quizá la mayor colonia de Europa) en los acantilados... volando a tus pies.

Además de las Cíes, el parque de las Islas Atlánticas incluye Ons, Sálvora y Cortegada. En Ons no te pierdas las misteriosas "furnas", cuevas marinas esculpidas en granito que, como la legendaria "Burato do Inferno", se decía que bajaban hasta el mismo infierno y en las noches de tormenta podían oírse las voces de los muertos. Y luego, para recuperar fuerzas, nada como saborear el famoso "polbo á Illa".

Atlántica majestad

Navegar hacia poniente es una de las grandes aventuras del litoral gallego. Existen las islas gallegas, estos son sus nombres: Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada. Archipiélago de aguas lo bastante turquesa y arena suficientemente blanca para evocar playas caribeñas... "hasta que metes un dedo en el agua". Esto afirma como mérito el diario The Guardian al considerar el arenal de Rodas en las Cíes como el mejor del mundo. Aguas frías con las mejores propiedades del océano para la vida submarina e historias singulares de pecios hundidos.

Desde el barco de la ría de Vigo se alcanza la línea del contorno de tres islas que juegan a ser dos. Son conocidas como las Cíes porque seguimos nombrándolas por el apodo romano de Siccas, las islas secas, aunque ninguna por separado se llame así. La del norte o de Monteagudo y la del medio o del Faro se unen por el finísimo arenal de Rodas y un lago que completa la estampa paradisíaca. La isla del sur o de San Martiño permanece alejada de las otras por un canal llamado Puerta del Mar. El archipiélago alcanza además una serie de islotes que se unen bajo la superficie en unos fondos de enorme y frágil biodiversidad, desde la belleza microscópica en los prados de algas hasta la grandiosidad de los cetáceos que no es raro observar.

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Ons y su hermana Onza u Onceta y el islote de las Freitosas cierran la ría de Pontevedra con una línea de costa perfilada con arena de playas. Por el contrario, la parte no visible desde tierra es extremadamente agreste y propicia para la formación de cuevas marinas (furnas) y escollos. El paisaje submarino de esta cara oceánica lo forman paredes verticales llenas de vida gracias al afloramiento de aguas profundas ricas en nutrientes. Lo supieron bien los habitantes de esta isla, la única actualmente poblada del Parque Nacional, dedicados a la pesca entre la que destaca la captura del pulpo.

Sálvora, en el extremo occidental de la ría de Arousa, con toda su constelación de islas cargada de leyendas e historias marineras como las pequeñas Noro, Vionta y Sagres, es la reserva total en fondo y superficie. Al igual que en las anteriores Cíes y Ons, el paso del hombre ha dejado la existencia de edificaciones humanas de uso religioso (capillas, altar o iglesia), civil (faros), militar (fortalezas) e industriales. En Sálvora la fábrica de salazón se convirtió en pazo con dos torres y encontramos además una aldea de hermosa apariencia tradicional con ocho hórreos y capilla.

Cortegada y las vecinas Malveiras gozan de la proverbial riqueza biológica del mar interior de Arousa. Para observar la actividad productiva el muelle y paseo de Carril ofrecen buenas lecciones de marisqueo con sus parques de cultivo de almeja y berberecho. Las mareas son la única frontera de la isla de Cortegada que parece conquistable a pie. En ocasiones se realizan visitas guiadas que además de la historia insular muestran tras su espeso pinar el tesoro vegetal que representa el bosque de laureles con ejemplares de hasta doce metros de altura.

Sin pérdida

No circulan vehículos por ninguna de las islas que forman el Parque Nacional. Además, otro aspecto que debemos tener en cuenta es el control de la basura.

Los visitantes deberán responsabilizarse de los envases y residuos que transporten a las islas. En las Cíes el acceso controlado de un número máximo de 2.200 personas diarias garantiza la tranquilidad.

Desde el embarcadero de Rodas resulta fácil encontrar los senderos principales para ir a cada uno de los tres faros existentes. Se trata de rutas de dificultad media, un poco exigentes en días de calor y en algunos tramos de ascenso. Sin embargo, mayor será la recompensa paisajística.

Una de las más recomendadas es la subida en zigzag al Monte Faro, a una distancia de 7 km entre ida y vuelta desde el muelle. En este trayecto encontraremos ricos observatorios de aves en paisajes como el de A Campá, una auténtica ventana labrada en piedra donde producen un ruido ensordecedor en época de cría una importante colonia de gaviotas de pata amarilla con unas 22.000 parejas reproductoras.

En la illa de Ons el visitante encontará desde el muelle la playa y el poblado de O Curro de donde parte una larga ruta con varias posibilidades. Subir al mirador del Faro entre las construcciones de los "isleños" o bien ir hacia el norte y situarnos en la solitaria y hermosa playa de Melide. Hacia el sur, por diferentes caminos llegaremos al mirador de Fedorentos pasando por O Buraco do Inferno, una cueva marina (furna) con forma de pozo donde se escucha el rugir del mar desde las entrañas de la tierra.

Los billetes de embarque se emiten con el regreso cerrado en día y hora para la cantidad de visitantes establecido en cada archipiélago. No existe transporte regular para saltar de una isla a otra, pero se pueden contratar cruceros turísticos para visitar en conjunto los ecosistemas de las rías.

Naturaleza singular

Los sistemas naturales representativos del Parque Nacional de las Illas Atlánticas son las zonas costeras y la plataforma continental atlántica. En todas las islas existen zonas de reserva para la cría de aves marinas que el visitante deberá respetar. Los sistemas naturales representativos del Parque son las zonas costeras y la plataforma continental atlántica. La vida vegetal está condicionada por los vientos cargados de salitre. La flora más representativa está en acantilados y dunas. Abundan los tojales y las rarezas del Parque son la camariña (Corema album), la xesta de Ons (Cytisus insularis) y las flores llamadas paxariños de la Linaria arenaria (pequeña planta anual propia de las dunas estabilizadas).

Gran parte de los animales terrestres también dependen del mar. Numerosas colonias de aves, principalmente de gaviota de pata amarilla y cormorán moñudo. En el mar, posibilidad de avistamiento de cetáceos como el rorcual común que en el verano frecuentan estas aguas. Además, en el medio marino son importantes las comunidades de algas pardas.

Datos de interés

  • Situación
    En las Rías Baixas. Se compone de cuatro archipiélagos que son Cortegada y Sálvora en la ría de Arousa, Ons frente a la ría de Pontevedra y Cíes cerrando la ría de Vigo.
  • Superficie
    8.332,80 ha (1.194,80 ha terrestres y 7.138 ha marinas). En concreto: Cíes (2.658 ha marítimas y 433 ha terrestres), Ons (2.171 ha marítimas y 470 ha terrestres), Sálvora (2.309 ha marítimas y 248 ha terrestres) y Cortegada (43,8 ha terrestres).
  • Acceso
    Servicio regular de transporte marítimo de pasajeros a las Cíes desde los puertos de Vigo, Baiona y Cangas en temporada alta. De igual modo, a Ons desde Portonovo, Sanxenxo, Bueu y Marín. Servicio de guía a Cortegada desde Carril (Vilagarcía de Arousa). Sálvora, sin servicio marítimo regular de transporte, tiene además acceso restringido.
  • Servicios
    • Alojamiento: Sólo en las Cíes y Ons.
    • Comida: Sólo Cíes y Ons cuentan con servicios de restauración.
  • Más información
    Sede del Parque Nacional: C/ Oliva nº3  (Vigo). Tel: 886 21 80 90. e-mail: iatlanticas@xunta.es
  • Equipamientos
    • Centro de Interpretación Illas Cíes.
    • Punto de Información Illa de Ons. (Tel. 986 687 696).
    • Observatorios de aves (isla de Ons e islas Cíes).
Arriba