Salida de Ourense

Comenzaremos nuestro recorrido en Ourense, y tomaremos la N-540 (Ourense-Lugo), hasta Chantada, donde admiraremos su casco histórico, con los famosos soportales. Seguidamente tomaremos el Corredor Rápido Monforte-Lalín (CRG-22), y un poco después del puente nuevo sobre el río Miño veremos, a la derecha, un indicador que señala la Iglesia de Santo Estevo de Ribas de Miño, magnífico ejemplo del románico característico de A Ribeira Sacra. La iglesia, que se adapta perfectamente a la pendiente rocosa, domina el valle del Miño, y desde ella se puede ver el embalse de Belesar. Además de admirar el monumento gozaremos de unas panorámicas extraordinarias sobre la ladera oeste del Miño, completamente llena de terrazas.

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Si volvemos sobre nuestros pasos llegaremos de nuevo al cruce con el CRG-22, donde tendremos dos opciones. Podremos visitar –aguas arriba a partir de la presa de Belesar- las iglesias de Santa María de Pesqueiras y San Vitoiro de Ribas de Miño, así como la famosa iglesia de San Nicolao de Portomarín, que fue desmontada piedra a piedra y vuelta a construir de nuevo, debido a la construcción del embalse de Belesar. Si disponemos de menos tiempo, seguiremos el indicador que nos llevará hasta San Paio de Diomondi, iglesia del siglo XII que se puede visitar los domingos a las 12 horas, durante el servicio religioso.

Cabo do Mundo

Siguiendo por tierras de O Saviñao, y avanzando hacia el sur por el curso del Miño, llegaremos a un cruce, donde debemos girar a la derecha, siguiendo las indicaciones que nos llevarán a la iglesia de  San Martiño da Cova. Esta joya del románico está situada en el lugar conocido como “Cabo do Mundo”, en un impresionante meandro que el Miño describe al sur de los ayuntamientos de Chantada y O Saviñao.

Avanzando hacia el sur, y entrando ya en el ayuntamiento de Pantón, llegamos a la zona de mayor densidad del románico de toda A Ribeira Sacra. Nuestra primera parada será San Miguel de Eiré, pequeña pero esbelta iglesia que podremos visitar si pedimos la llave en una casa particular, como se indica en la entrada de la misma iglesia. Desde Eiré es obligado visitar tres joyas del Románico: Santo Estevo de Atán, San Vicente de Pombeiro y San Fiz de Cangas. Para ver San Vicente de Pombeiro deberemos llegar hasta Os Peares y coger allí una carretera hacia la izquierda, regresando después de nuevo a Atán. Por fin, desde Atán tomaremos durante un breve trecho la N-120 (Ourense-Monforte), desviándonos un poco antes de Ferreira de Pantón para visitar San Fiz de Cangas.

Desde este punto iremos en dirección a Monforte para llegar al Castro de Ferreira (Pantón), donde visitaremos el Monasterio de las Bernardas de Ferreira, que ya existía en el siglo X y que se regía por la orden de San Bieito. Hoy sólo se conserva la iglesia del antiguo cenobio femenino, en una construcción de gran sencillez arquitectónica.

Después de estas visitas, continuando por la N-120 tomaremos un desvío en dirección a la estación de ferrocarril de Canaval. Tras admirar la iglesia de San Pedro de Canaval, visitaremos Santa María de Proendos y Santa María de Bolmente, cogiendo una carretera local que parte de la capital municipal de Sober.

Si seguimos por esa misma carretera encontraremos las iglesias de San Vicente de Pinol e San Xiao de Lobios, para regresar finalmente sobre nuestros pasos a la N-120 y volver a Ourense.

Arriba