La Ría de O Barqueiro es una de las más pequeñas de Galicia y también una de las más hermosas. El furioso encuentro entre el Atlántico y el Cantábrico se produce en el cabo de Estaca de Bares, el punto más al norte de la península ibérica y un excelente observatorio de aves. Cada otoño miles y miles de aves sobrevuelan esta costa y la isla Coelleira, donde los restos de un antiguo monasterio templario les sirven de refugio secreto.

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Junto a la desembocadura del Sor, un río salmonero, está el puerto de O Barqueiro con sus blancas casas derramadas por la ladera, como un anfiteatro mirando el espectáculo del mar. Bares es también marinero y pintoresco, con el añadido de un gigantesco dique cuya construcción se atribuye a los fenicios.

Al este de la ría, el abrigado puerto de O Vicedo se convierte en la espléndida playa de Area Longa.
 

Arriba