El geodestino Ancares-Courel está compuesto por los ayuntamientos de A Fonsagrada, As Nogais, Baleira, Becerreá, Cervantes, Folgoso do Courel, Navia de Suarna, Negueira de Muñiz, O Incio, Pedrafita do Cebreiro, Ribeira de Piquín, Triacastela y Samos.

Las sierras de Os Ancares y de O Courel se extienden por Lugo, en el límite con Asturias y León. Son el mayor espacio natural de Galicia. La reserva verde. Robles, castaños, hayas, avellanos. Un paisaje de montaña que, debido a su difícil acceso en el pasado, ha conservado la belleza de lo auténtico. Es el territorio del lobo, el gato montés, el jabalí, el corzo... Y el último reducto del oso pardo en tierras gallegas.

Habitadas desde la antigüedad pero aisladas durante siglos, estas tierras ofrecen paisajes que parecen de otro tiempo, pueblos de cuento. Como O Cebreiro, puerta de entrada en Galicia del Camino de Santiago. En Os Ancares aún se conservan las "pallozas", cabañas con el techo de paja donde, hasta hace relativamente poco, convivían personas y animales domésticos. Afortunadamente hoy las pallozas son una pieza de museo. Y una deliciosa sorpresa arquitectónica: la iglesia de Hospital do Incio, la única iglesia románica de mármol que hay en España.

Patrimonio

Existen en Ancares-Courel concentraciones poblacionales muy singulares de la montaña lucense. Ejemplos de la vida tradicional de estas comarcas son aldeas como la de Froxán , en Folgoso do Courel, cuya arquitectura y construcciones populares, junto con la conservación de sus tradiciones y costumbres la convirtieron en Bien de Interés Cultural . Otra de las reliquias etnográficas de esta zona es la aldea de Seceda , sita también en el mismo ayuntamiento, que es un verdadero museo viviente que se encuentra muy cerca del Castro da Torre de Sobredo , uno de los mejor conservados de la zona con un entorno natural que lo transforma en una joya etnográfica.

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

El patrimonio religioso de estas tierras hace surgir prodigios de piedra por entre la frondosa vegetación. En Becerreá hace falta visitar la iglesia de Santa María de Penamaior ; en O Incio, el templo parroquial de San Pedro Fiz do Hospital (única iglesia románica en mármol de la Península), en As Nogais, la iglesia de Santo André con interesantes pinturas murales.

También la arquitectura fortificada tiene representación en el territorio. Admirables ejemplos de construcciones defensivas son el castillo-fortaleza de Burón (en A Proba de Burón-A Fonsagrada), el castillo de Navia de Suarna o la torre de Doncos y la fortaleza de Torés en As Nogais.

Escenario del dominio de los Condes de Trastámara, de los Condes de Altamira y también de las revueltas Irmandiñas, este territorio de la provincia de Lugo conserva aún algunas mámoas o medorras (túmulos), entre ellas una de las más relevantes concentraciones tumulares del Noroeste peninsular: la necrópolis de Santa Mariña , en la confluencia de los ayuntamientos de O Incio, Samos y Sarria. También son relevantes los túmulos de la parroquia de San Salvador en Negueira de Muñiz. En la zona se conservan también restos de la época castreña y prerrománica, como las pallozas de O Piornedo o las de O Cebreiro (convertidas algunas de ellas en museo etnográfico), y como la hermosa iglesia de Santa María A Real do Cebreiro , el templo prerrománico más antiguo del Camino Francés; así como elementos patrimoniales del tiempo de la romanización.

El Alto do Cebreiro es el punto de entrada del Camino de Santiago en tierras gallegas y el cáliz del milagro de O Cebreiro (que se conserva en el santuario y que está vinculado a la leyenda del Santo Grial). El Camino Francés continúa el recorrido de O Cebreiro a Triacastela, pero la ruta no abandona este geodestino hasta descubrir uno de sus tesoros más preciados, el convento benedictino de Samos , considerado como uno de los más antiguos de Occidente y la singular capilla de O Salvador , llamada también del ciprés por el ejemplar de esta especie que tiene al lado y que supera los mil años de vida.
 
Los peregrinos del Camino Primitivo entran en Galicia por el Porto do Acevo en A Fonsagrada. La tradición dice que el topónimo de Fonsagrada (fuente sagrada) se originó debido a una fuente que había en la villa vinculada a un milagro del Apóstol Santiago, quien fue atendido hospitalariamente por una pobre viuda y como agradecimiento el Apóstol convirtió en leche fresca el agua de una fuente para los hijos de la mujer. Es esta una tierra mágica, de leyendas y cuentos, de milagros y maravillas. El Camino Primitivo abandona Ancares-Courel por tierras del municipio de Baleira.

Espacios naturales

En lo que respecta a los espacios naturales de este geodestino, que es en sí mismo naturaleza en estado puro, hace falta resaltar que Ancares-Courel tiene la consideración de Lugar de Importancia Comunitaria en la Red Natura 2000, tanto por su interés geológico, como por su consideración de gran reserva verde de Galicia (Os Ancares son además ZEPA y Reserva Nacional de Caza, así como Zona de Especial Protección del Oso Pardo).

En lo que respeta a los espacios naturales de este geodestino, que es en sí mismo naturaleza en estado puro, hace falta resaltar que Ancares-Courel tiene la consideración de Lugar de Importancia Comunitaria en la Red Natura 2000, tanto por su interés geológico, como por su consideración de gran reserva verde de Galicia (Os Ancares son además ZEPA y Reserva Nacional de Caza, así como Zona de Especial Protección del Oso Pardo). Están incluidos en la citada red de espacios naturales varias zonas como los bosques de Carballido y el de A Marronda, el área de Negueira con un relieve accidentado y con hermosos contrastes naturales y los comienzos del Río Cabe. Sin olvidar el espacio Cruzul-Agüeira formado por bosques de encinas, robles o castaños dependiendo de la altitud.

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

En este geodestino hay que nombrar dos Reservas de la Biosfera. Incluye la totalidad de la de Os Ancares lucenses e montes de Navia, Cervantes e Becerreá y cuatro de sus ayuntamientos pertenecen a la de Río Eo, Oscos y Terras de Burón.

La espectacular naturaleza de montaña del geodestino Ancares-Courel forma parte de los tesoros que Galicia esconde para ser descubiertos por viajeros curiosos. Nadie mejor que el poeta Uxío Novoneyra para dibujar con palabras a que es su tierra natal:

Courel dos tesos cumes que ollan de lonxe!
Eiquí síntese ben o pouco que é un home...

  
¡Courel de las altas cumbres que miran de lejos!
Aquí bien se siente lo poco que es un hombre...

Fiestas y gastronomía

Entre las tradiciones populares de esta tierra destaca el Filandón de Músicas do Courel, que es Fiesta de Interés Turístico de Galicia.

Y entre las tradiciones gastronómicas de la zona hace falta resaltar, además de la exquisita gastronomía de la montaña, la flamante Denominación de Origen Protegida de su Queixo do Cebreiro, un producto de altísima calidad realizado con leche de vaca, totalmente natural sin conservantes ni aditivos.

DESTACADO: Pallozas y bosques

Situada a 1.200 metros de altitud, la aldea de Piornedo, en plena Serra dos Ancares, constituye uno de los tesoros etnográficos de este geodestino. El aspecto ancestral de las catorce pallozas de piedra y techumbre vegetal traslada al visitante a la época prerromana y le descubre la Galicia más auténtica que existe y la aldea mejor conservada de aquel tiempo.

También la naturaleza se conserva intacta en estas tierras. La Devesa da Rogueira es la joya ecológica de la sierra del Courel, con 30 kilómetros cuadrados de bosque primario y una impresionante diversidad arbórea. Paisajes como el Avesedo de Donís o el bosque de acebos de Cabana Vella en Os Ancares se caracterizan por su alta biodiversidad.

Arriba