A Coruña, Ares e Betanzos, Ferrol, Cedeira y Ortigueira... Son las rías del norte de Galicia que miran al Atlántico. Todo un mundo por descubrir agrupado en dos grandes áreas: A Coruña e As Mariñas, urbana y mundana; Ferrolterra, ilustrada y con un toque salvaje.

A Coruña es una ciudad para pasear en la que no hay que perderse sus museos ni, por supuesto, el faro romano de la Torre Hércules, Patrimonio de la Humanidad. Betanzos sorprende por la monumentalidad de su centro histórico. Y en la Ruta de la Camelia, el Pazo de Mariñán, con sus jardines al borde del mar.

Ferrolterra tiene algunos de los espacios mejor conservados de Galicia, con muchos parajes prácticamente vírgenes. Entre ellos, Estaca de Bares, uno de los mejores puntos de observación de aves de Europa, o los alrededores del santuario de Santo André de Teixido, en plena Serra da Capelada. Y aunque esta es una zona de costa abrupta y acantilada, el mar se toma aquí un respiro formando espléndidos arenales y playas como Morouzos en Ortigueira o Vilarrube en Cedeira.

Xunta de Galicia

© 2016 Turismo de Galicia | Todos los derechos reservados
Política de privacidad | Contacto | Accesibilidad

Galicia
Arriba