Los ayuntamientos que componen este geodestino son: A Merca, Allariz, Baños de Molgas, Barbadás, Coles, Maceda, O Pereiro de Aguiar, Ourense, Paderne de Allariz, San Cibrao das Viñas, Taboadela, Toén, Vilamarín y Xunqueira de Ambía.

Desde planos diferentes, Ourense y Allariz parecen mirarse una a la otra.

Ourense, romana y señorial, desde las orillas del MIño. Allariz, regia y monumental, desde las orillas del Arnoia.

Ourense es la ciudad del agua. Los símbolos de la ciudad son el Santo Cristo, el Puente Romano y la fuente de As Burgas, que brota a 65º en pleno centro. Tiene además un casco histórico muy bien conservado, repleto de bares y terrazas y también, quizá para enmendarse, una maravillosa catedral. En los últimos años las riberas del Miño se han convertido en el otro gran paseo de la ciudad, con una ruta termal muy cuidada y, en muchos casos, gratuita.

Allariz, cuyo origen se remonta al siglo VI, ha recibido el Premio Europeo de Urbanismo por la recuperación del casco histórico y del río. Residencia real en la Edad Media, aquí se educó el joven Alfonso X el Sabio y no es de extrañar que la belleza del entorno inspirase alguna de sus “Cantigas”.

Patrimonio

El geodestino posee entre otros alicientes el Camino de Santiago, llamado aquí Camino del Sureste-Vía de la Plata. Un recorrido doble (viene bifurcado desde A Gudiña) que permite conocer pequeños núcleos con mucha historia como Xunqueira de Ambía y su colegiata. El itinerario cruza Allariz y poco más adelante un enclave minúsculo pero con mucha historia llamado Armeá, al lado de Santa Mariña de Augas Santas y su iglesia, de gran tamaño e inconclusa. El castro de Armeá (donde se encontraron unos guerreros pétreos que se pueden admirar en el Museo Arqueolóxico de Ourense) y ese templo-basílica fueron declarados Conjunto Histórico-Artístico. Merecen visita Os Fornos da Santa que estuvo a punto de perecer abrasada pero de donde fue sacada por intervención divina.

Maybe some resources are not geo-referenced and they are not being displayed.

Dos pesos pesados lideran este geodestino: las localidades de Ourense y Allariz, cada una con un montón de monumentos que reclaman la atención. La capital de la provincia es bien conocida tanto por su vinculación con el río Miño, como con el mundo romano.  El Miño está cruzado en la capital por varios puentes y un moderno paseo permite recorrer la orilla. Son muy representativas de la capital termal de Galicia, de Ourense, las conocidas Burgas, un espacio rehabilitado ya en los límites del casco viejo, en el que manda sin duda la Catedral. El templo, tardorrománico, fue erguido a partir del siglo XII, declarado basílica en 1837 y Monumento Nacional en el año 1931. No hay que olvidar la visita al Museo Arqueolóxico.

Allariz tuvo la suerte de conservar prácticamente intacto su núcleo principal, granítico tanto en las calles como en los edificios. Su ejemplar rehabilitación mereció el premio Europa Nostra, y hoy la villa es un modelo del turismo sustentable gallego. Sus museos conforman una pequeña red que, junto con la potenciación de negocios hosteleros “con encanto” y el cariño con el que se trató las orillas del río, atraen millares de visitantes. Ya saliendo del casco histórico hace falta subrayar el puente románico de Vilanova.

Entre los monumentos de estas tierras podemos destacar en Baños de Molgas la capilla prerrománica de Santa Eufemia de Ambía y el santuario de Os Milagres en el monte Medo. Dentro de la arquitectura popular podemos descubrir el conjunto de hórreos de A Merca y el conjunto de casas hidalgas en Sobrado do Bispo (Barbadás).

Espacios naturales

El municipio de Allariz pertenece y da nombre a la Reserva de la Biosfera Área de Allariz, un mosaico humano y natural elaborado con siglos de paciencia y laboriosidad.

En el Ecoespacio do Rexo una intervención artística modificó un espacio natural dándole un nuevo valor.

Maybe some resources are not geo-referenced and they are not being displayed.

Fiestas y gastronomía

Los Maios es una ancestral tradición gallega que aún se celebra con mucha fuerza en Ourense. Toda la provincia es una fiesta con gran participación popular por el magosto, en otoño, pero es en su capital donde esa cita está declarada de Interés Turístico Gallego, al igual que la anterior.
 
No tan vieja, pero también con siglos encima ya que arranca de 1317 y ahora disfruta de la misma categoría, es la Festa do Boi,, con las calles de Allariz como escenario cuando el Corpus.

DESTACADO: Ourense, ciudad del agua

La ciudad de Ourense está intrínsecamente ligada con el agua. La del río Miño que atraviesa la ciudad discurre bajo sus seis puentes. El Viaducto, el Puente Nuevo, la Pasarela del Vao, el Puente Romano, el Puente del Milenio y el Puente del Ribeiriño constituyen en sí mismos un recurso turístico por la singularidad de su disposición y por la evolución arquitectónica que reflejan y que se pueden disfrutar recorriendo al paseo fluvial por cualquiera de sus dos orillas.

También el agua, esta vez caliente, se ha convertido en el signo más identificativo de la capital de la provincia. A Ourense se le llama también la ciudad de las Burgas, por sus manantiales de aguas hipertermales, silicatadas, fluoradas  y litínicas, que tienen importantes propiedades dermatológicas y cuyo nombre se cree que procede del latín burca, que quiere decir pila, en alusión a los baños romanos. Existen tres Burgas, la de Arriba, la del Medio y la de Abajo, de estilos popular, moderno y neoclásico respectivamente y que son el punto de partida de un complejo termal, al aire libre y a las orillas del río Miño.

Arriba