NOIA

Centros históricos
893

Localización

Noia - A Coruña

Coordenadas:
42º 47' 08.0" N - 8º 53' 16.4" W

Para conocer

La villa gótica: Las numerosas casas góticas destacan por la elegancia de sus arcos soportales que se prolongan en altura dando una fuerte verticalidad a las fachadas. Entre ellas hay que visitar la Casa da Xouva (s. XV), el Pazo Dacosta (1339), el Pazo da Rúa do Forno do Rato (s. XV), la Casa da Rosa (s. XIV), los restos de la Fortaleza do Tapal y el Hospital de Adentro o Casa de Gramática (s. XV); todas ellas se encuentran muy cerca, en las calles adyacentes a la plaza do Tapal, donde aparece también la magnífica iglesia de San Martiño (s. XV), de estilo gótico pescador con una sola nave. Fachada con un gran rosetón central y portada soberbia que sigue el modelo del Pórtico de la Gloria. En la fachada norte cuenta con otra portada con tímpano que representa a la Sagrada Familia.

Iglesia conventual de San Francisco (s. XVI): renacentista con elementos del gótico final. Decoración austera. Sepulcros de caballeros en una de las capillas laterales.

Casa do Senra (s.XVIII): espléndido pazo urbano barroco con gran escudo, gárgolas y soportales en la fachada.

Casas marineras (s. XVIII): en la calle del Curro especialmente, caracterizadas por la presencia de soportales de diferentes tipologías.


No perderse

Festas de San Bartolomeu: del 23 al 28 de agosto, también en honor a San Roque y San Luis; fiestas de gran tradición, en las que la música tiene mucha presencia.

Feira caballar de San Marcos: cada 25 de abril se celebra esta feria de gran tradición y amplio radio de atracción.

Villa singular

La visita a la iglesia de Santa María A Nova, a su museo de laudas gremiales y a su cementerio y cruceiros es una experiencia que hace volar la imaginación y evocar tiempos pretéritos. De la iglesia cabe destacar su estilo gótico pescador de una sola nave, cubierta de madera y un hermoso rosetón en la fachada. Las casi quinientas laudas conservadas abarcan una cronología que va desde el s. X al XIX, y son desde los grandes sarcófagos de nobles y ricos mercaderes hasta los más sencillos de los artesanos, casi todas con curiosos signos, a veces interpretados como oscuros mensajes simbólicos, pero que identifican el gremio al que pertenecían los difuntos. Dice la tradición que la tierra del cementerio fue traída por vía marítima desde Tierra Santa. Destaca la presencia de un cruceiro gótico del s. XIII, de los más antiguos de Galicia, y un excepcional baldaquino renacentista, el Cristo do Humilladoiro, con una iconografía que representa las fases de la luna y una escena de caza, y que también alberga un cruceiro del s. XVIII.


Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.
Última actualización: 04/05/2015
Arriba