OFRENDA DO REINO DE GALICIA Ó SANTISIMO SACRAMENTO

2
0
El altar mayor de la Catedral de Lugo expone permanentemente, noche y día y desde muy antiguo, el Santísimo Sacramento, en una hermosa custodia, al parecer por la gran devoción de los lugueses a la Eucaristía. Tanta, que está incorporado al escudo de la ciudad y llegó a ser en el siglo XVII una referencia de la religiosidad de toda Galicia.
Anualmente, el domingo siguiente al del Corpus Christi tiene lugar en Lugo un acto institucional y religioso centenario en el que participan los mandatarios de las antiguas capitales del Reino de Galicia: A Coruña, Lugo, Ourense, Santiago de Compostela, Mondoñedo, Betanzos y Tui. Se trata de la ofrenda al Santísimo y su posterior procesión por la ciudad, con la que aquellos cumplen con el voto solemne que hicieron en 1669, ante las dificultades económicas de la Catedral de Lugo, de dotar la de una renta anual con la que iluminar el altar mayor.
Desde 1925 hasta nuestros días se celebra el rito de la ofrenda de la misma forma en una misa solemne: por turnos rotatorios anuales, los mandatarios municipales de las siete ciudades del Antigo Reino de Galicia (el alcalde de cada ciudad o un delegado o representante suyo) presenta la Ofrenda.
Entre las tradiciones litúrgicas, una banda de gaiteiros interpreta la Marcha Solemne do Antigo Reino de Galicia, con gaitas en tres tonalidades y percusión.

Para no perderse:
La interpretación de la Marcha Solemne do Antigo Reino de Galicia.
 
Arriba