RÍA DE AROUSA

Rías y playas
521

Localización

Coordenadas:
42º 34' 14.4" N - 8º 53' 12.4" W

Descripción

La Ría de Arousa es la más extensa de las Rías Baixas. Su boca se abre entre las puntas Covasa, al norte, y San Vicente, al sur. Más rectangular que sus vecinas, debido a su origen de bloque hundido, ofrece formas contrastadas. Por el norte la limita nítidamente la Serra do Barbanza; por el sur aparece bordeada por las suaves tierras aplanadas de O Salnés.
En su interior son numerosas las islas e islotes de extraordinaria belleza destacando la Illa de Sálvora en su entrada, la Illa de Arousa en su sector central y la de Cortegada en su fondo, en el contacto con la desembocadura del río Ulla, por tierras de Carril.
Precisamente esta última fue donada a comienzos del siglo XX para residencia del rey Alfonso XIII.

El perfil sinuoso de Arousa propicia la existencia de un gran número de ensenadas y penínsulas que favorecieron el asentamiento de numerosas villas marineras como Aguiño, Ribeira, A Pobra do Caramiñal, Boiro y Rianxo, en la vertiente norte y Carril, Vilagarcía, Vilaxoán, Vilanova, Cambados y O Grove, en la sur. En la confluencia con el río Ulla, Catoira y en el centro de la ría la villa de la Illa de Arousa.

Nos encontramos en un área en la que se combina la belleza natural con el desarrollo económico, aunque no siempre en armonía con el arte y la tradición. De lo primero son ejemplo sus islas, sus numerosas playas, las sierras de su entorno, como la de O Barbanza, o los tramos inferiores de los ríos que desembocan en la ría, como el de As Pedras, el Ulla o el Umia, sin olvidarnos del maravilloso complejo lagunar-dunar de Corrubedo, en la actualidad Parque Natural, y que se encuentra en la Península que separa las rías de Arousa y Muros-Noia.
La amplitud de la ría de Arousa propició que desde antiguo fuera una vía abierta a las invasiones, como lo demuestran las Torres de Oeste, en Catoira, levantadas para la defensa del río Ulla del ataque de los normandos y de los árabes, pero también para el comercio.

Desde el punto de vista económico hay que destacar que la riqueza de Arousa no se reduce al sector marisquero, a la pesca, a la acuicultura o a la industria conservera. También es de gran importancia el sector vinícola en donde destaca el Albariño, sin duda de los mejores blancos del mundo.
Primero Carril y, más tarde, Vilagarcía de Arousa, fueron localidades que conocieron un desarrollo económico extraordinario, dado que actuaron como los puertos de Santiago y su tierra, Vilanova de Arousa y Cambados, en la misma ribera sur, junto con Rianxo, Boiro, A Pobra do Caramiñal y Ribeira, emplazadas en la norte, se desarrollaron más recientemente.
Vilagarcía de Arousa es un importante puerto comercial y pesquero de extraordinaria actividad económica que relevó a la inmediata Carril del papel promotor que había ejercido hasta el s. XIX. Centro neurálgico de la comarca de O Salnés famosa por su vino con denominación de origen Rías Baixas.
En O Salnés también sobresale Cambados: Villa señorial en la que se pueden ver casas blasonadas o la extraordinaria plaza de Fefiñáns flanqueada por el pazo de los Figueroa y la iglesia de San Benito, siglo XVI. Se trata de un lugar de los que se deben recorrer a pie para degustarlo. Además es la capital del Albariño.
Emplazada en la ribera norte, A Pobra do Caramiñal es una villa señorial con casas blasonadas y castillos como las Torres da Xunqueira. Flota sobre la villa la sombra inmortal de Valle-Inclán, su cantor. Y en la misma ribera, nos encontramos con Santa Uxía de Ribeira, ciudad de extraordinario empuje económico fundado en el sector de la pesca. En su interior conserva algunos restos de la vieja villa marinera y muy cerca se encuentra Corrubedo.

En el Parque Natural de Corrubedo es posible observar la combinación de diferentes elementos.
Bordeando al mar, la extensa playa, en la que resaltan algunos picachos graníticos. Si caminamos hacia el interior nos encontramos en primer lugar un sistema dunar fijado por la vegetación en el que resaltan formas pinaculares; después, un amplio corredor intradunar y a continuación la duna móvil que, con un kilómetro de longitud y unos veinte metros de altura, se mueve rítmicamente impulsada por los vientos de sudoeste y del nordeste. Este juego de vientos hace que su movilidad se vea circunscrita a un espacio muy concreto sin que se produzcan grandes desplazamientos.
Traspasada la duna móvil, se extiende, por un lado, un amplio manto eólico y hacia el nordeste el área hidromorfa de la Lagoa de Carregal que, con la de Vixán, situada un poco más al sur, se convierten en lugares de gran interés faunístico, de manera especial, ornitológico.

Última actualización: 04/05/2015
Arriba