Turgalicia Turismo de Galicia

Xunta de Galicia
Inicio > Disfruta de estas... experiencias > Patrimonio oculto > Itinerarios > Añadir a "Mi viaje"
O Ribeiro

GEODESTINO

O Ribeiro

O Ribeiro es tierra de fértiles valles surcada por numerosos ríos como el Miño, el Arnoia o el Avia. O Ribeiro es sinónimo de vino...

Patrimonio oculto

Joyas del Románico en O Ribeiro

En este itinerario por las tierras del Ribeiro, iremos descubriendo grandes tesoros etnográficos diseminados por una tierra marcada por el agua de los ríos que la cruzan y los colores de sus vides.

¡Te interesa!

  • Inicio: O Carballiño
  • Fin: Ribadavia
  • Jornadas: 3
  • Km (aprox): 76 Km
Una noche en el molino,
una noche no es nada.
Una semanita entera
eso sí que es molienda.
  Cantiga popular

“Si me quieres tratar bien, dame vino del Ribeiro, pan trigo de Ribadavia y mozas del Chan de Amoeiro.”
  Dicho popular

Recorrido - Día 1º

Ponemos en marcha esta primera jornada siguiendo el curso del río Arenteiro, a su paso por las tierras de O Carballiño. Allí, nos aguardan el Parque Etnográfico do Arenteiro formado por molinos rehabilitados y destinados a darnos a conocer los usos tradicionales del río.

Ampliar
Siguiendo el paseo fluvial desde el Puente Vega llegaremos al conjunto etnográfico, caminando por pasarelas de madera o bien internándonos en senderos de frondosa vegetación. Es un circuito de 5 kilómetros aunque, gracias a los puentes que comunican ambas márgenes, podemos ir cambiando de orilla del río e ir modificando nuestro camino. Para recuperar aliento, sentaos a descansar en alguno de sus bancos y escuchad como el sonido hipnótico del discurrir del agua se mezcla con el del follaje de los árboles mecidos por el viento, ¿no es una sensación agradable?
Y, ya que estáis en una tierra de vides esplendorosas, acercaos a alguno de los establecimientos en el centro del pueblo para saborear con calma una taza de vino del Ribeiro. Si el hambre aprieta, acompañadla de una deliciosa carne richada (carne de ternera preparada con pimientos y patatas), de unas anguilas o de una ración de polbo á feira (pulpo estilo feria, cocido y aliñado con aceite, pimentón y sal) por lo que es tan conocido O Carballiño. Como postre, nada mejor que las famosas cañas de crema, típicas de la zona, o rosquillas de Ribadavia, de origen mudéjar.
Continuando nuestro camino hacia el este, aparece ante nosotros el ayuntamiento de Boborás, donde nos aguardan pequeñas joyas arquitectónicas. La primera parada la haremos en el popular santuario barroco de la Virgen de la Saleta, escondido en un espeso bosque que emana espiritualidad a cada paso que damos. Sin salir del municipio, encontramos otra pequeña joya, la iglesia románica de San Xiao de Astureses. Fundada por los templarios en el siglo XII, fue incorporada dos siglos más tarde a la Orden de San Juan de Malta. El templo mantiene íntegra su estructura románica: una sola nave y una interesante cabecera semicircular.
Rastreando las huellas románicas, llegamos hasta la iglesia de San Martiño de Cameixa, una edificación que, a pesar de sufrir reformas en los siglos XVIII y XIX, aún conserva ese aire antiguo medieval reflejado en la piedra tallada y moldeada.
Después de este recorrido por la piedra monumental, es tiempo para una pequeña caminata. Sumergíos en la naturaleza frondosa de un bosque autóctono y seguid el camino empedrado hacia la cumbre donde se esconde la iglesia de San Mamede de Moldes, construida en el siglo XII sobre un antiguo castro e integrada en el cementerio. Este santuario destaca tanto por su sencillez como por su entorno. A sus pies encontraréis un interesante conjunto etnográfico compuesto por un pendello de feria (construcción a modo de cobertizo que se utilizaba como puesto de venta en el mercado local) y un antiguo camposanto al que los colores del atardecer hacen perder la frialdad de su piedra.
Para poner fin a esta primera jornada, nos dirigimos al ayuntamiento de Leiro donde encontraremos, escoltado por impresionantes y coloridos bancales, el convento cisterciense de San Clodio. De origen incierto, este cenobio fue construido en el siglo XII y estuvo a la disposición de los monjes benedictinos, que lo convirtieron en un núcleo agrícola muy próspero. Justo desde este convento se introdujo la vid en la zona. No dejéis de buscar en la fachada la cruz de Caravaca, más conocida como la "Divina Reliquia", que era venerada por los aldeanos por librar las vides del granizo.
Compárteme en...

Mi viaje

A miña viaxe

Preparando el viaje...

Almacena toda la información necesaria para organizar tu viaje: museos, monumentos, lugares de interés, alojamentos, restaurantes...

Una vez lo hagas, podrás ver el plano de tu ruta, guardar información en PDF o exportar tus localizaciones en GPS

Durante el viaje...

Ya estás disfrutando de Galicia, aquí podrás consultar el plano de tu ruta, guardar información en PDF o exportar tus localizaciones en GPS

Si dispones de un móvil con GPS poderás ver a tu situación en el mapa.

Después del viaje

Ahora que estás de vuelta, podrás anotar que te pareció lo que visitaste, y también marcar aquello que no pudiste ver, ¡ para no olvidarte en la próxima!

Entrar
Xunta de Galicia Turismo de Galicia

© 2013 Turismo de Galicia | Todos los derechos reservados
Política de privacidad | Contacto | Accesibilidad

Arriba