La mitad del río Miño discurre por unos paisajes poco conocidos pero que encierran gran interés paisajístico, natural y etnográfico. Las aguas bajan hoy detenidas por diversos embalses pero las laderas de este gran valle acogen grandes y recónditos bosques que conviven en armonía con viñedos –los grandes protagonistas– y pequeñas aldeas.

Aves, vides, castaños y madroños

Hace años el río Miño bajaba bravo por un enorme y encajado valle de clima suave. En sus laderas se desarrolló una cultura dedicada al cultivo de la viña, un lugar sin duda atractivo para el asentamiento de monasterios y aldeas que a día de hoy suponen un gran patrimonio histórico, artístico y cultural.

Actualmente el río baja domesticado por varios embalses, pero las laderas conservan extensos bosques tanto de castaños como de robles, en los que el madroño es también una especie importante, lo que da una idea del buen clima de la zona. Dependiendo de la orientación y altitud nos encontramos, pues, con un mosaico de bosque y viñedo donde la presencia de pintorescas aldeas y numerosos roquedos contribuyen a diversificar más el paisaje.

Las rutas
Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Ruta en coche o en bicicleta: de Portomarín a Xián

MEJOR ÉPOCA

De abril a julio

DISTANCIA

18 Km

DURACIÓN

2 horas en coche, 3 horas en bicicleta

DIFICULTAD

Ninguna

MUNICIPIOS

Portomarín, Taboada

RECORRIDO

Portomarín - Xián

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. De Portomarín (1), nos encaminamos paralelos al río Miño por su orilla derecha, prestando atención a los milanos negros, aguilillas calzadas, cormoranes grandessomormujos lavancos en el río.
  2. Es interesante parar en la aldea de Sabadelle (2) para observar, de nuevo, aves rapaces.
  3. Hasta la aldea de Xián (3) el itinerario discurre por zonas de campiña donde es posible observar aguilucho cenizo, culebrera europea y alcaudón dorsirrojo, así como alondras totovías en las zonas con matorral alto.
  4. Una vez en Xián podemos detenernos y aproximarnos a pie de nuevo hasta el río donde los milanos negros pueden observarse con facilidad.

Ruta en coche o bicicleta: Chantada - A Voutureira

MEJOR ÉPOCA

De abril a julio

DISTANCIA

33 Km

DURACIÓN

2 horas en coche, 4 horas en bicicleta (solo ida)

DIFICULTAD

Ninguna

MUNICIPIOS

Carballedo, Chantada, O Saviñao

RECORRIDO

Chantada - Belesar - A Voutureira

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. Partimos de las afueras de Chantada (1) y, antes de cruzar el río (2), podemos detenernos a realizar las primeras observaciones de avión roquero, halcón peregrino y curruca zarcera entre otras especies.
  2. En las inmediaciones de Diomondi (3) podemos parar en el bosque de su entorno para descubrir trepadores azules, picos picapinos y arrendajos.
  3. En las proximidades de Belesar (4), podemos detenernos antes de cruzar el puente y observar hasta cuatro especies de golondrina: golondrina común, dáurica, avión común y avión roquero junto con vencejos comunes.
  4. Continuamos hasta A Eirexe (5) donde podemos parar en las zonas de viñedo próximas a bosques. Son buenos lugares para currucas zarceras, mosquiteras y capirotadas. También es fácil observar milanos negros y aguilillas calzadas.
  5. Antes de llegar al final del recorrido la carretera discurre en el entorno de imponentes cortados rocosos (6) donde podemos intentar ver aves rupícolas como el avión roquero.

Ruta a pie: Portomarín - O Barco

MEJOR ÉPOCA

De abril a julio

DISTANCIA

4 Km

DURACIÓN

1,5 horas

DIFICULTAD

Baja

MUNICIPIOS

Portomarín

RECORRIDO

Portomarín - Santa Mariña - O Barco

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. Partimos de la villa de Portomarín (1) en dirección a Santa Mariña. En el entorno del pueblo estaremos atentos al gorrión chillón.
  2. Bajando hacia el río Miño (2) podemos observar milano negro, garza real, cormorán grandesomormujo  lavanco.
  3. A continuación, caminaremos por la orilla del embalse, permaneciendo atentos también al bosque y matorral contiguo donde es posible avistar alcaudón dorsirrojo y, con suerte, alcaudón común.
  4. Para completar el recorrido, subiremos por el entorno de la aldea de O Barco (3) y regresamos a Portomarín, atentos a las currucas zarceras y rabilargas. Una vez en Portomarín (4), nos despedirá una pareja de cigüeñas blancas.

 

Las aves

Los bosques poco accesibles de las laderas del gran valle son lugares ideales para la nidificación de aves rapaces como la aguililla calzada, la culebrera europea y el azor, aunque es el milano negro la más abundante en primavera. Los roquedos acogen buenas poblaciones de aves rupícolas como el halcón peregrino o el avión roquero. El clima cálido de la zona propicia la presencia de especies como el ruiseñor o la golondrina dáurica. Los embalses acogen algunas aves acuáticas como la garza real, el cormorán grande o el somormujo lavanco.

Consejos y recursos
  • Los itinerarios discurren por zonas agrícolas, debemos ser precavidos y no salirnos nunca de senderos o caminos claramente marcados.

  • En verano puede hacer mucho calor: agua y protección para el sol son buenos compañeros de viaje. 

Arriba