PAISAJES PROTEGIDOS

La declaración de Paisaje Protegido pone de relieve los valores singulares del territorio, tanto estéticos como culturales

Desde la aparición de esta figura de protección son dos los paisajes que, ademán de los valores citados, presentan una relación harmoniosa entre el ser humano y el medio natural: Os Penedos de Pasarela e Traba junto con Val do río Navea.

Arriba