Admirados miradores son las cuatro cumbres que rodean el valle del Traba, abierto al océano en un extenso arenal con laguna costera incluida. Desde la playa, ellos mismos son una de las vistas panorámicas más espectaculares de la Costa da Morte (LIC). Piedra sobre piedra se elevan hasta los 274 metros de altitud y proclaman su nombre, según la forma o la leyenda con que la tradición los bautizó. A Pena dos Mouros, Pena Forcada, O Castelo y la Torre da Moa son los nombres de los cuatro picos que delimitan el espacio.

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Podemos ascender a pie desde el lugar de A Costa, en la parroquia de Traba, o mejor desde el sur, en un itinerario que comienza en Pasarela, parroquia de Calo. Aquí la imaginación popular ha dotado de nombres descriptivos a las rocas más singulares del paisaje. A Cachucha, O Berrón, A Aguia, A Tartaruga, O Gardián son algunos de ellos. En los mismos documentos legales que los protegen, se habla de escenario onírico creado por la acumulación de formas pétreas. Morfologías animales y humanas que en cada nueva mirada ponen a prueba la imaginación.

Además de su valor estético o paisajístico las formas tienen un enorme valor científico porque permiten conocer cuál fue la evolución del paisaje.

 

 

Datos de interés

Situación
Ayuntamientos de Laxe y Vimianzo, en la Costa da Morte coruñesa.

Superficie
212 ha.

Acceso
Varios desvíos desde la AC-552 hacia la costa de Laxe.

Servicios
Alojamiento y comida, en las cercanías.

Arriba