El entorno natural de Lugo es un privilegio ya que, a las puertas de la ciudad o incluso en su interior, ofrece una notable biodiversidad. Desde el gran río Miño podemos caminar por bosques casi hasta la misma muralla y admirar su gran valor natural. 

Ríos y bosques más allá de la muralla

La ciudad se encuentra estratégicamente situada en un punto elevado desde el que se domina el río Miño. El gran desnivel existente entre la ciudad y la orilla del mismo ha permitido que algunas laderas estén todavía a día de hoy cubiertas de un bosque de sorprendente calidad. El río Miño conserva igualmente un bosque de ribera y un entorno privilegiado muy fácil de disfrutar por los cómodos senderos que lo recorren. Por último, el monumento más característico de la ciudad, la bimilenaria muralla es, a ojos de las aves, un gran cortado rocoso lleno de pequeñas grietas: un polo de atracción para muchas de ellas que la emplean como lugar de nidificación.

Las rutas
Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Ruta a pie: Muralla de Lugo y Parque Rosalía de Castro

MEJOR ÉPOCA

Todo el año, especialmente primavera

DISTANCIA

3 Km

DURACIÓN

1 hora

DIFICULTAD

Ninguna

MUNICIPIOS

Lugo

RECORRIDO

Muralla de Lugo y Parque Rosalía de Castro

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. La muralla y sus alrededores merecen atención constante aunque hay zonas particularmente atractivas como el entorno de la catedral (1). Podemos observar vencejos comunes en primavera y verano, estorninos negros y estorninos en los atardeceres invernales y, todo el año, grajillas comunes. Con suerte, también se localiza halcón peregrino.
  2. En el parque de Rosalía de Castro (2), a pocos metros de la muralla, podemos ver un buen número de pequeñas aves forestales, como el gavilán gavilán común], el carbonero común y el garrapinos, el mito, el herrerillo o el agateador europeo. Constituye un lugar idóneo para iniciarse en la observación de aves.

Ruta a pie o en bicicleta: Ponte Vella - Estación de captación de agua

MEJOR ÉPOCA

Todo el año, en especial en primavera

DISTANCIA

4,6 km, solo ida

DURACIÓN

1,5 horas a pie, media hora en bicicleta (solo ida)

DIFICULTAD

Ninguna

MUNICIPIOS

Lugo

RECORRIDO

Ponte Vella - Estación de captación de auga

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. En las proximidades de la Ponte Vella (1) podemos observar especies como el zampullín chico, la lavandera cascadeña o el cormorán grande. En los prados, en invierno, incluso es posible localizar agachadiza común.
  2. En las zonas de rápidos del río (2 y 3) permaneceremos atentos al mirlo acuático, especialmente en invierno.
  3. Una zona boscosa (4) envuelve los últimos kilómetros de la ruta: allí es posible observar especies como el trepador azul, el agateador europeo, el zorzal común o el pico picapinos.

Ruta a pie o en bicicleta: Parque Marcos Cela - Río da Chanca

MEJOR ÉPOCA

Todo el año, en especial en primavera y el mes de septiembre

DISTANCIA

4,3 km, solo ida

DURACIÓN

1,5 horas a pie y media hora en bicicleta (solo ida).

DIFICULTAD

Ninguna

MUNICIPIOS

Lugo

RECORRIDO

Parque Marcos Cela - Río da Chanca

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

El itinerario transcurre por cómodos senderos que recorren el entorno del río Miño convertido en parque periurbano. Prestaremos atención a las aves del río como la garza real, el cormorán grande, la lavandera boyera o el mirlo acuático. En primavera y principios de verano son frecuentes los milanos negros y es familiar observar incluso aguililla calzada. En los prados de ribera del Río da Chanca (1), más pequeño, prestaremos atención a aves de menor tamaño como el zorzal común o la lavandera blanca.

Las aves

En el río podemos observar fácilmente diversas especies características como el mirlo acuático, la lavandera cascadeña, el zampullín chico, la gallineta común, el andarríos chico y el cormorán grande. En las laderas, en primavera es frecuente el milano negro y también se deja ver con asiduidad la aguililla calzada. En el interior de la ciudad, desde la muralla podemos observar el halcón peregrino, la grajilla común y, en primavera y principios de verano, miles de vencejos comunes.

 

Consejos y recursos
  • Estamos en una zona urbana por lo que debemos prestar atención a la circulación de vehículos. 

  • Las aves urbanas son un excelente recurso educativo, fáciles de observar y al alcance de cualquiera. 

Arriba