Si queremos conocer a fondo las aves de Galicia no deberíamos dejar de lado esta espectacular zona del oriente ourensano. Enclavado en el valle del río Támega, afluente del Duero, acoge en su seno hasta 142 especies de aves, muchas de ellas difíciles de encontrar en otros lugares de Galicia. Entre finales de abril y finales de junio, Oímbra, Monterrei y Verín están en su mejor momento para expediciones ornitológicas, aunque una excursión en los meses de diciembre y enero también puede depararnos buenas observaciones de aves invernantes.

La Galicia más mediterránea

Proponemos una visita por las vegas, bosques ribereños y cultivos del río Támega y su tributario, el Búbal. En efecto, el valle de Monterrei, que se corresponde con una cuenca sedimentaria terciaria que vierte finalmente al río Duero, presenta un típico clima mediterráneo continental, con veranos calurosos muy prolongados e inviernos fríos.

Desde las vegas y pinares de Videferre (Oímbra) y los brezales de la sierra de O Larouco, bajaremos hasta el bosque de ribera y areneras de San Cibrao (Oímbra) y el “triángulo mágico de Verín”, con vértices en Mandín, Feces de Abaixo y Feces de Cima, avistando a nuestro paso docenas de especies de aves. Completan este atractivo escenario los lugares de Vilar de Cervos y Vilarello da Cota (Vilardevós), de relieve accidentado y hogar de especies como el búho real.

 

Las rutas
Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Ruta en coche "Bonelli"

MEJOR ÉPOCA

Desde finales de abril a mediados de junio

DISTANCIA

50 km

DURACIÓN

Toda unha mañá ou unha tarde

DIFICULTAD

Ninguna

MUNICIPIOS

Cualedro, Monterrei, Oimbra, Verín

RECORRIDO

Castillo de Monterrei - Oímbra - Lucenza - Cualedro y vuelta

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. En el castillo de Monterrei (1) (y alrededores) podremos observar el águila calzada, la paloma zurita, el ruiseñor, el mosquitero papialbo y la grajilla occidental.
  2. Hacia Vilaza (1) y Oímbra (2) prestaremos atención al escribano triguero.
  3. En la zona de San Martiño, Flariz y Casas do Monte podemos detectar aguilucho cenizo y alcaudón real.

Ruta en coche “Elanus”

MEJOR ÉPOCA

Desde mediados de septiembre hasta mediados de junio

DISTANCIA

49 km

DURACIÓN

Mejor todo el día

DIFICULTAD

Ninguna

MUNICIPIOS

Oimbra, Verín, Vilardevós

RECORRIDO

Verín - San Cibrao - Rabal - Vilarelho da Raia (Portugal) - Ponte de Rabal - Feces de Abaixo - Mandín - As Malladas de Mandín - Feces de Cima - Vilar de Cervos - Cabreiroá - Verín

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. En la villa de Verín (1) (y un poco río arriba) podremos ver y escuchar torcecuellos euroasiáticos, mirlos acuáticos europeos, ruiseñores y, por la noche, autillos europeos.
  2. Hacia San Cibrao (2) y Rabal (3), en invierno, hay grandes bandadas de pájaros, destacando los grupos de escribanos cerillos y trigueros, gorriones comunes y molineros así como fringílidos. También algunos gorriones chillones y cojugadas comunes.
  3. En Mandín (4) y en As Malladas de Mandín (5) podemos observar codornices, perdices rojas, elanios, críalos europeos, bisbitas campestres, currucas carrasqueñas, alcaudones reales y comunes.
  4. En la subida desde Feces de Cima (6) a Vilar de Cervos (7), con un poco de suerte, podremos apuntar el abejero europeo, el roquero rojo y el escribano hortelano.

Ruta a pie o en bici “Lanius”

MEJOR ÉPOCA

Desde finales de abril a mediados de junio. También en septiembre y octubre.

DISTANCIA

14 Km

DURACIÓN

4-5 horas a pie y unas 3 horas en bicicleta

DIFICULTAD

Baja

MUNICIPIOS

Verín

RECORRIDO

As Malladas de Mandín -Verín

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. Saliendo de Mandín (1) hacia el este, por la carretera a Feces de Cima, podemos observar (o escuchar) el ruiseñor, el alcaudón común y el real.
  2. Al llegar a un pequeño alto, tomamos una pista sin asfaltar hacia la derecha (2) en dirección a un cobertizo con banderas ubicado en una colina: ésta es la mejor zona para ver el críalo europeo, el bisbita campestre y la curruca carrasqueña.
  3. Más al este, en el río Pequeno (3), podremos contemplar el mochuelo común, el torcecuello euroasiático y la oropéndola europea.
  4. Siguiendo por pistas hacia el sur (4), quizás observemos especies como la perdiz roja, el aguilucho cenizo, la curruca carrasqueña, el gorrión chillón y el escribano montesino.
  5. Podemos prolongar nuestro paseo hacia Feces de Abaixo (5) (donde es posible avistar el avión común y el gorrión chillón) o bien recorrer la zona central en busca del elanio común y la abubilla, antes de regresar hacia el noroeste a Mandín.

Ruta a pie o en bici “Luscinia”

MEJOR ÉPOCA

Desde finales de abril a mediados de junio

DISTANCIA

16 Km

DURACIÓN

Unas 4 horas a pie y unas 2-3 horas en bicicleta (incluyendo regreso).

DIFICULTAD

Baja

MUNICIPIOS

Castrelo do Val, Monterrei, Verín

RECORRIDO

Puente de Verín - A Pousa - Mixós - Estevesiños - Veigas do Támega (Estevesiños) y vuelta

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. Partiremos del puente de Verín (1), donde puede verse la lavandera cascadeña, hacia el oeste para tomar la carretera a Estevesiños (2).
  2. Discurriremos por la orilla derecha del Támega (3), donde observaremos abejeros europeos, torcecuellos euroasiáticos, ruiseñores y, por la noche, autillos europeos.
  3. Las zonas de cultivo al noreste de Estevesiños (4) acogen algunas parejas de mosquitero ibérico, curruca cabecinegra y escribano triguero, además de observarse regularmente aguililla calzada y alcotán europeo.
Las aves

Las “estrellas” de esta zona son aves esencialmente mediterráneas, como el elanio común, el críalo europeo, la curruca carrasqueña y la tomillera, el alcaudón común y el real o el roquero rojo. ¡Pero hay más! Videferre puede depararnos piquituertos, abejeros europeos, culebreras europeas y bisbitas arbóreos. En O Larouco podremos ver aguiluchos pálidos y cenizos, mosquiteros ibéricos y papialbos. Las perdices rojas, currucas cabecinegras y rabilargas, los estorninos negros y los escribanos montesinos y escribanos son frecuentes en Vilaza. La paloma zurita, la grajilla común y el águila calzada toman posesión de las torres y bosques de Monterrei. San Cibrao nos ofrecerá cogujadas, carriceros tordales y picos menores, y en el “triángulo mágico de Verín” podremos observar gorriones chillones, bisbitas campestres y quizás algún abejaruco europeo. ¡Y, por la noche, deberemos prestar oído a los profundos reclamos del búho real!

Consejos y recursos
  • En primavera y verano es recomendable llevar gafas de sol, protección solar y agua, por la intensa insolación de la zona.

  • Si vamos a observar aves por la tarde cerca de arroyos y lagunas, el repelente de insectos será un buen complemento.

Arriba