En el fondo del valle, a la orilla del río Oribio o, aguas abajo, río Sarria, los peregrinos del Camino de Santiago caminan, quizás, ajenos a la sierra que se levanta a su izquierda. Bosques y monte bajo cubren sus lomas, albergando no pocas aves características de estos medios.

Aves sobre el Camino de Santiago

Las cumbres de la Serra do Oribio no llegan a los 1.500 m sobre el nivel del mar, pero caen hasta los 600 metros abruptamente. En las laderas orientadas al norte, prosperan los bosques umbríos mientras que el resto es ocupado por matorral intercalado con pastos. Algún pequeño roquedo completa el panorama.

Los montes que rodean al macizo, como la discreta Serra do Édramo, son alomados, dando lugar a grandes superficies abiertas. Al fondo, el río corre limpio, flanqueado por un importante bosque de ribera. Durante buena parte del año el clima de la zona es muy duro por lo que su avifauna durante estos meses no es particularmente llamativa. En primavera y verano, en cambio, pueden ser observadas diferentes especies de interés.

Las rutas
Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Ruta en coche: Samos - Monte

MEJOR ÉPOCA

De abril a septiembre

DISTANCIA

14 Km

DURACIÓN

1 hora

DIFICULTAD

Ninguna

MUNICIPIOS

Samos, Triacastela

RECORRIDO

Samos - Triacastela - Monte

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. En el entorno del Monasterio de Samos (1) podemos observar diferentes aves, tanto especies forestales como otras ligadas al río como el mirlo acuático y la lavandera cascadeña. Incluso en el edificio ocasionalmente podemos ver chovas piquirrojas.
  2. En el valle son comunes los milanos negros, las aguilillas calzadas y las culebreras europeas.
  3. En la zona de roquedos (2) vale la pena parar ya que son frecuentes los aviones roqueros.
  4. De Triacastela a la aldea de Monte (3) podemos observar aves de campiña como el zorzal común y el zorzal charlo, el busardo ratonero, el estornino negro o la golondrina común.

Ruta a pie: Monte Oribio

MEJOR ÉPOCA

De abril a septiembre

DISTANCIA

17 Km

DURACIÓN

6 horas

DIFICULTAD

Media

MUNICIPIOS

Samos, Triacastela

RECORRIDO

Monte Oribio

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. Saliendo de Triacastela (1) pasamos por una zona boscosa (2) donde podemos detectar fácilmente trepador azul y camachuelo común.
  2. En la zona rocosa (3) del primer valle podemos observar cuervo común y avión roquero.
  3. En la dura ascensión (4) a la cumbre es frecuente ver chova piquirroja, aguilucho pálido y aguilucho cenizo, así como otras rapaces como culebrera europea o milano negro.
  4. Es buena idea hacer un breve descanso en la cumbre (5) pues, con algo de paciencia, pueden observarse especies como el bisbita alpino o diferentes aves rapaces.
  5. Ya de regreso, podemos observar muchas especies de campiña y forestales, como el zorzal común o el mosquitero ibérico.
  6. De vuelta en Triacastela, al atardecer, podemos disfrutar de la colonia de vencejo común que alberga esta localidad. Un buen lugar para hacerlo es en su iglesia (6).
Las aves

Las grandes extensiones de matorral hacen que estos montes sean propicios para especies como el aguilucho pálido, presente todo el año, o el aguilucho cenizo, que entra en escena de marzo a agosto. También son comunes otras rapaces como el cernícalo vulgar o el milano negro mientras que, entre las aves de montaña propiamente dichas, destacan las chovas piquirrojas. Aves forestales como el azor o el águila calzada pueden ser observadas con facilidad.

Consejos y recursos
  • Para ascender a la sierra es preciso atender a la meteorología ya que puede haber niebla. 

  • Para las rutas a pie se precisa cierta forma física y experiencia en montaña.

  • El conjunto de este espacio está muy bien conservado y es muy accesible en los valles por lo que ofrece múltiples posibilidades en todo momento.

Arriba