Talasos de Galicia

El nombre de talasoterapia proviene del griego thálassa, que significa mar, y therapeia, curación. A diferencia de los balnearios, que utilizan aguas mineromedicinales, los centros de talasoterapia se sirven con fines preventivos o terapéuticos del agua marina y otros elementos de su entorno como algas, limos, lodos e incluso el aire marino, motivo por el que han de estar inevitablemente cerca de la costa.

Otro requisito fundamental de estos centros es contar con una tecnología capaz de asegurar la pureza del agua captada y su constante reciclado. Esta agua, calentada a 37ºC, facilita la absorción a través de la piel de oligoelementos y minerales, por lo que, además de hedonistas programas de relax y belleza, la talasoterapia está muy recomendada para recuperarse de traumatismos e intervenciones del aparato locomotor, procesos reumáticos y desgaste articular, así como de afecciones respiratorias, cutáneas o ginecológicas.

Xunta de Galicia

© 2016 Turismo de Galicia | Todos los derechos reservados
Política de privacidad | Contacto | Accesibilidad

Galicia
Arriba