A un paso de las ciudades de A Coruña y Ferrol, en un entorno bien conocido como destino turístico estival, podemos disfrutar de la observación de aves fuera de la temporada de sol y playa. En efecto, la ría de Ares e Betanzos ofrece al observador la oportunidad de gozar de los lances del águila pescadora, de cientos de negrones comunes en invernada y de un sinfín de rincones poblados por docenas de especies de pájaros. ¡Acompáñanos!

Un paraíso para las aves acuáticas

Ría “doble” formada por los ríos Eume, Lambre y Mandeo, con relieves en general suaves y con varias poblaciones de mediano tamaño en sus orillas: Ares, Pontedeume, Miño, Betanzos y Sada.

En algunos sectores se conservan marismas e intermareales de gran atractivo ornitológico, en especial entre septiembre y febrero: la playa y junquera de Ares, O Areal de Pontedeume, la marisma del Baxoi y A Ponte do Porco en Miño, los extensos juncales del estuario del Mandeo, ya cerca de Betanzos, y la playa y “brañas” de Sada son los puntos estrella que no nos deberíamos perder.

Las rutas
Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Ruta en coche: Betanzos - Pazo de Mariñán (observatorio ornitológico) - Betanzos

MEJOR ÉPOCA

Entre enero y abril

DISTANCIA

16 Km

DURACIÓN

2 horas

DIFICULTAD

Ninguna

MUNICIPIOS

Bergondo, Betanzos, Paderne

RECORRIDO

Betanzos - Pazo de Mariñán (observatorio ornitológico) - Betanzos

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. La ruta se inicia con la observación de aviones comunes en el centro de Betanzos (1).
  2. Desde allí emprendemos ruta hacia el norte por la margen derecha de la ría hasta llegar a la aldea de Souto (2) y a sus campos cercanos a la ría para localizar rascón europeo, camachuelo común y escribano palustre.
  3. Cruzando los campos hacia el oeste llegaremos al magnífico observatorio ornitológico de Souto (3), quizás el mejor lugar de la ría para localizar al águila pescadora, así como al aguilucho lagunero occidental, y, en épocas adecuadas, espátula común y archibebe oscuro.
  4. Más al norte, tras atravesar O Porto de Abaixo, tomamos a la izquierda la carretera hacia el puente de O Pedrido (4). En este punto podremos avistar milanos negros, y aviones roqueros.
  5. Justo al llegar a la orilla occidental de la ría, tomamos un desvío a la izquierda para llegar al pazo de Mariñán (5) y su observatorio, donde disfrutaremos de sus vistas sobre la ría de Betanzos y podremos anotar águila pescadora, aguilucho lagunero occidental y rascón europeo.
  6. Más al sur, en Miodelo (7), podemos observar espátula común, chorlito gris y archibebe claro en el intermareal. La ruta finaliza nuevamente en Betanzos (8).

Ruta a pie o en bici: Centroña - Nogueirosa

DURACIÓN

2-3 horas a pie y 1-2 horas en bicicleta

DIFICULTAD

Baja

MUNICIPIOS

Pontedeume

RECORRIDO

Centroña - Pontedeume - Nogueirosa y regreso

Puede haber recursos que no están georreferenciados y, por lo tanto, no los estás visualizando.

Puntos clave de la ruta:

  1. Esta ruta recorre la orilla meridional del estuario del río Eume, partiendo desde el litoral de Centroña (1) donde tendremos la oportunidad de ver colimbo chico y gaviota cabecinegra.
  2. A continuación, llegamos al núcleo de Pontedeume (2) donde registraremos avión común y, en el intermareal, garceta común, gaviota argéntea y gavión atlántico.
  3. Continuaremos hasta Nogueirosa (3), donde se pueden observar varias especies de paseriformes en las orillas del río Eume, además de milano negro, halcón peregrino y martín pescador común.
Las aves

Proponemos la observación de aves por las riberas y aguas libres de la ría de Ares y Betanzos, incluyendo las marismas de Betanzos y Miño, mitad externa del estuario del río Eume, playa y juncal de Ares, estuario del Lambre, último trecho del Mandeo, “brañas” de Sada y litoral de este ayuntamiento. Esta es un área importante para la invernada de garzas, limícolas y anátidas; entre estas últimas podremos disfrutar de la principal población gallega invernante de negrones comunes. Sin embargo, la “estrella” más popular de este espacio es el águila pescadora, que podremos observar con un poco de suerte frente al observatorio ornitológico de Souto (en Paderne) o frente al observatorio del pazo de Mariñán (en Bergondo), además del aguilucho lagunero occidental, el rascón europeo y la lavandera boyera. La recalada de espátulas en otoño es cada vez más concurrida, e incluso la recientemente protegida marisma de Bañobre (en Miño) acoge un número cada vez mayor de limícolas, como el archibebe claro o de rapaces como el milano negro. Frente a la playa Grande de Miño, son habituales los zampullines cuelinegros y los alcatraces atlánticos. Las golondrinas dáuricas se observan con facilidad en A Ponte do Porco, y en el intermareal frente a la villa de Sada, en invierno, las anátidas suelen contarse por cientos.

Consejos y recursos
  • Llevar calzado adecuado (botas de agua o de tejidos hidrófugos) en otoño e invierno.

  • Es recomendable el uso del telescopio para la observación de las aves acuáticas.

  • Transitar sólo por caminos, sin invadir las fincas agrícolas.

Arriba